Estás en: Fintech y Banca Digital




Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Los millennials, conocidos como la Generación Y, sucesora de la Generación X, abarcan al conjunto de los nacidos entre los años 1981 y 2000. Comúnmente conocidos como “millennials”, conforman el grupo de jóvenes que de manera comparativa ha tenido mayor acceso a la educación y posee, en cuanto a su composición interna, una mayor diversidad cultural a nivel global que las generaciones que le han antecedido. Los millennials han adquirido en los últimos años este protagonismo debido al relevo laboral que suponen. En efecto, estos jóvenes se encuentran en sus años más productivos y se acerca el momento en que desplacen laboralmente a la Generación X en cuanto a puestos de trabajo y cargos gerenciales.

Nos encontraremos dentro de la próxima década con adultos distintos a los que hoy en día conocemos y a los que estamos acostumbrados. Con mucha certeza, los millennials cambiarán los paradigmas del comercio con hábitos de consumo diferentes, mayores exigencias y gustos, así como preferencias y tendencias distintas a las que prevalecen en la banca de hoy en día en cuanto a la oferta de productos y servicios financieros.

Una mala atención al cliente y altos costos operativos son los factores que son percibidos como las razones más importantes para dejar una institución financiera. Casi la mitad de los millennials creen que una frecuencia de una vez al mes es la adecuada para concurrir a su sucursal.

5 pasos para convertir su institución finanicera en millennial- friendly

 

  1. Desarrollar canales digitales amigables: Es cada vez más importante para las instituciones financieras estar en dónde están sus clientes, en lugar de esperar que vayan a sus sucursales. Para esto es clave desarrollar una plataforma omnicanal para poder estar en cada dispositivo que acompaña a las personas en su vida diaria.

 

  1. Desarrollo con foco en mobile: La mayoría de los millennials toma su smartphone en los primeros 15 minutos del día. Es por esto, que el 23% cita la falta de una app móvil como razón suficiente para no interactuar con un banco.

 

  1. Permitir a los usuarios realizar todas las operaciones más comunes online: De nada sirve generar canales digitales y dentro de estos desarrollar una app mobile atractiva, si no se ofrecen las funcionalidades esperadas por los clientes. Es importante poner a disposición a través de los canales digitales las acciones más comunes que realizan los millennials.

 

  1. Personalización: En el tiempo en que la comunicación es a través de las redes sociales, ya son obsoletas aquellas empresas e instituciones que brindan un discurso sin escuchar a sus clientes. El discurso ya no genera impacto, hay que conversar. Para conversar es importante saber quién está del otro lado.

 

  1. Simplificar: Más simple, más simple, aún más simple. ¿Listo? A simplificarlo un poco más. El último paso de la receta, pero no por eso menos importante, es simplificar. Eliminar la mayor cantidad de pasos posibles en los trámites.

Es necesarios encontrar el correcto balance entre simplicidad y seguridad. Vale destacar que gracias a la información que poseen los dispositivos móviles de sus propietarios, hoy existen muchas opciones que brindan seguridad para realizar transacciones y permiten verificar la identidad de las personas, lo que permite eliminar pasos en la realización de distintos trámites. Los millennials, agradecidos.