Estás en: Fintech y Banca Digital




Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Se conoció que en la última cumbre del G-20, los funcionarios de 19 naciones más la Unión Europea acordaron impulsar la implementación de pagos en monedas digitales

Los representantes de los países discutieron varios cambios de políticas financieras que parecen haberse realizado en respuesta al avance que tiene China en la implementación de su moneda digital. También es posible que el G-20 quiera establecer nuevas normas de pagos digitales debido a la iniciativa de monedas estables como la Libra desarrollada por Facebook.

Históricamente el G-20 ha menospreciado a las monedas digitales, alegando que no eran lo suficientemente importantes como para afectar el sistema financiero global. No obstante, durante la cumbre del G-20 celebrada en Osaka, en junio 2019, los dirigentes declararon que las criptomonedas no constituían una amenaza para la estabilidad económica y que la innovación tecnológica podía aportar importantes beneficios a los mercados.

En este escenario, el G-20, que reúne a potencias mundiales y los gobernadores de los bancos centrales, podría realizar cambios trascendentales en las políticas existentes para establecer nuevos paradigmas en transacciones digitales; medidas que impactarán directamente en la economía global y definirán nuevas reglas de juego en los mercados económicos.

También te puede interesar: Gobierno de China lanza moneda e-RMB para asumir liderazgo mundial de divisas virtuales

Se espera que los cambios comiencen en octubre 2020, durante las reuniones de los ministros y diputados de finanzas del G-20 en Washington DC y antes de la próxima cumbre, que se celebrará el mes de noviembre en Riad, la capital y el principal centro de negocios de Arabia Saudí.

Según los analistas, la situación financiera global es compleja y corre muchos riesgos porque sigue siendo incierto el futuro de la pandemia. Las medidas financieras preventivas que se tomen ahora ayudará a una recuperación en corto plazo.

Tomando en cuenta este contexto, si las naciones del G-20 implementan regulaciones habilitantes para los pagos de monedas digitales, podría ser el mayor paso hasta la adopción global. Los 19 países, más la Unión Europea, representan el 90% del producto mundial bruto y dos tercios de la población mundial.

También puedes leer: