Estás en: Emprendimiento y Venture Capital




Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Luego de una conversación entre el CEO de Microsoft, Satya Nadella, y el presidente Donald Trump, Microsoft se está preparado para continuar las discusiones para explorar una posible adquisición de TikTok

Se presume que la popular red social desarrollada por la multinacional china ByteDance, podría ayudar a corregir un punto ciego de Microsoft e incluso influir en cómo se desarrollan otros software y servicios del gigante estadounidense de tecnología.

Microsoft tiene todos los datos que necesita sobre el uso empresarial del software, pero en los últimos años no ha tenido éxito con los servicios para el consumidor final, lo que ha dejado a la empresa con una brecha de conocimiento sobre los comportamientos y experiencia del consumidor.

De acuerdo a un comunicado en el Blog de la compañía, Microsoft se moverá rápidamente para continuar las conversaciones con la empresa matriz de TikTok, ByteDance, en cuestión de semanas y, en cualquier caso, completará estas conversaciones a más tardar el 15 de septiembre de 2020. Durante este proceso, Microsoft espera continuar el diálogo con el gobierno de los Estados Unidos.

Las negociaciones con ByteDance se basarán en una notificación realizada por Microsoft y ByteDance al Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS). 

Ambas empresas han manifestado su intención de explorar una propuesta preliminar que implicaría la compra del servicio de TikTok en los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda y que resultaría en que Microsoft posea y opere TikTok en estos mercados. 

¿Qué representa para el actual mercado de las redes sociales que Microsoft adquiera TikTok? 

Esta nueva estructura, Microsoft se basaría en la experiencia que los usuarios de TikTok adoran actualmente, al tiempo que agrega seguridad, privacidad y protecciones digitales de clase mundial. El modelo operativo para el servicio se construiría para garantizar la transparencia a los usuarios, así como una adecuada supervisión de la seguridad por parte de los gobiernos de estos países.

Entre otras medidas, Microsoft aseguraría que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses de TikTok se transfieran y permanezcan en los Estados Unidos. En la medida en que dichos datos estén actualmente almacenados o respaldados fuera de los Estados Unidos, Microsoft se aseguraría de que estos datos se eliminen de los servidores fuera del país después de su transferencia.

Lo que sí que está claro es que de producirse, la adquisición provocaría una partición en tres de la actual TikTok, con su más de 2.000 millones de descargas a nivel mundial. Por una parte quedaría la nueva TikTok de Microsoft para EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Y por otra parte siguiendo bajo el control de Bytedance estarían las operaciones de TikTok en el resto del mundo -Europa, Asia y África- y por último Douyin.

Detrás hay un posicionamiento estratégico en el mercado de los datos, la entrada directa en las redes sociales, el negocio de los smartphone e incluso implicaciones en las aplicaciones en la nube, sobre las que Microsoft ha impulsado su crecimiento y reconversión para dejar de ser la empresa conocida solo por Windows bajo la gestión de Satya Nadella.