Estás en: Transformación Digital, TICs, IA & SOFTWARE




Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El objetivo es fusionar a la humanidad con la inteligencia Artificial para curar enfermedades como el Alzheimer, la demencia y las lesiones de la médula espinal

La startup de neurociencia del empresario Elon Musk, Neuralink, presentó el primer chip de computadora del tamaño de una moneda instalado en un animal. Se trata de Gertrude, la cerda con un implante en la parte de su cerebro que controla el hocico, mostrando un paso temprano hacia el objetivo de curar enfermedades humanas.

La compañía del CEO de SpaceX, con sede en San Francisco, tiene como objetivo implantar interfaces inalámbricas cerebro-computadora que incluyen miles de electrodos en el órgano humano más complejo para ayudar a curar afecciones neurológicas como el Alzheimer, la demencia y la columna vertebral, y en última instancia, fusionar a la humanidad con la inteligencia artificial.

"Un dispositivo implantable realmente puede resolver estos problemas", dijo Musk en un webcast, mencionando dolencias como pérdida de memoria, pérdida de audición, depresión e insomnio.

Musk no proporcionó un cronograma para esos tratamientos, y parece que se retira de las declaraciones anteriores de que los ensayos en humanos comenzarían a fines de este año. 

Los primeros ensayos clínicos de Neuralink con una pequeña cantidad de pacientes humanos estarían destinados a tratar la parálisis o paraplejía, dijo el cirujano jefe de la compañía, el Dr. Matthew MacDougall.

Los neurocientíficos no afiliados a la compañía dijeron que la presentación indicaba que Neuralink había hecho grandes avances, pero advirtieron que se necesitaban estudios más largos.

Musk presentó lo que describió como la "demostración de los tres cerditos". Gertrude, la cerda con un implante de Neuralink en la parte de su cerebro que controla el hocico, requirió que Musk la persuadiera para aparecer en la cámara, pero finalmente comenzó a comer de un taburete y a olfatear una pajita, lo que provocó picos en un gráfico que rastreaba los nervios del animal.

Lo más importante que podría hacer el dispositivo Neuralink, dijo Elon Musk, sería permitir que la gente logre lo que él llama “simbiosis de Inteligencia Artificial”, que permite que el cerebro humano se fusione con una IA.