Estás en: Gobiernos Digitales




Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Los nómadas digitales que deseen vivir en Croacia pronto podrán hacerlo, ya que el país está en proceso de introducir una visa de nómada digital, que permitirá a los residentes internacionales trabajar en Croacia independientemente del lugar donde se encuentren

La medida ha sido anunciada por el propio primer ministro croata, Andrej Plenkovic, a través de una publicación en Twitter, en la que dijo que Croacia ajustaría la Ley de Extranjería para regular legalmente la estancia de nómadas digitales.

Antes de anunciar la decisión, el primer ministro Plenkovic se reunió con el empresario holandés Jan de Jong, quien desde hace 14 años vive en la ciudad de Split, en Croacia.

Anteriormente, de Jong había enviado una carta abierta a Plenkovic pidiéndole que estableciera una visa que permitiría a los internacionales permanecer en Croacia como nómadas digitales, citando el ejemplo de Estonia como uno de los primeros países del mundo en introducir una visa de este tipo.

De Jang ha sido elogiado por su trabajo para convencer al gobierno croata de iniciar los procedimientos para el establecimiento de una visa para nómadas digitales por muchos, incluido Paul Bradbury, propietario y editor de Total-Croatia-News, un sitio que publica noticias en inglés sobre Croacia.

En cuanto al marco legal, se trata de una figura que en la mayoría de los territorios está aún en revisión. Se pueden pedir visados turísticos para residir en un lugar sin tener que pagar impuestos en él, pero no es la manera más apropiada para estos nómadas digitales, que trabajan para empresas asentadas en un país, pero viven en diferentes lugares.

El número de nómadas digitales ha ido en aumento en los últimos años, impulsando así a los gobiernos a modificar sus leyes sobre la estancia y el trabajo de los extranjeros. Según un informe de MBO Partners, solo en los EE. UU., 4,8 millones de trabajadores independientes se presentan como nómadas digitales.

En el Reino Unido, el 0,03 por ciento del mercado laboral consiste en puestos ofrecidos para trabajar a distancia.

El mismo informe muestra que la productividad entre los trabajadores remotos es un 13 por ciento más alta que entre los trabajadores de oficina, mientras que al mismo tiempo hay un 23 por ciento menos de probabilidades de tomarse días libres por enfermedad.