Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Dos organizaciones líderes como Huawei y ASTRI (siglas inglesas de Instituto de Investigación en Tecnología y Ciencia Aplicada) de Hong Kong han establecido un grupo conjunto de investigación para el desarrollo de C-V2X (Comunicación celular entre el vehículo y todo lo demás) en Wuxi, China.

Ambas organizaciones han firmado un acuerdo de colaboración y explican mediante una declaración que el equipo conjunto desarrollará las tecnologías C-V2X y promoverá tecnologías y aplicaciones emergentes para servicios más maduros y valiosos. Aspiran a contribuir a la creación del sistema inteligente de transporte comercial en el área de Hong Kong, Macau y la Gran Área de la Bahía de Guangdong.

 

Hace pocos días, ASTRI y Huawei presentaron una serie de casos de uso de C-V2X en un área de unos 170 kilómetros cuadrados situada en Wuxi.

La investigación cuenta con el respaldo de la Academia de Tecnologías de la Información y la Comunicación de China, China Mobile, y varias firmas de automoción como Audi y FAW.

Hugh Chow, consejero delegado de ASTRI, ha expresado su compromiso con la utilización de los recursos tecnológicos para el desarrollo general de la ciudad inteligente en Hong Kong y en toda la región, y añade que “en tanto que socios estratégicos a largo plazo, colaboramos en la construcción de un ecosistema de vehículos conectados para Hong Kong y para todo el país”.

En marzo de 2017, ASTRI se alió con HKT, Huawei y Qualcomm para crear el Smart Mobility Consortium (Consorcio para la Movilidad Inteligente), con la finalidad de introducir las tecnologías celulares C-V2X en Hong Kong. Dicho consorcio trabaja con el gobierno y con socios tales como firmas de automoción para probar la viabilidad de las nuevas tecnologías.

El 3GPP puso a punto los estándares de C-V2X en el 2017 para hacer posible la comunicación entre vehículos, y de estos con otros usuarios de la vía pública y elementos del entorno como pueden ser señales de tráfico y obras en la carretera.