jQW4ovAfcQ0

Durante la pandemia el concepto de transformación digital de los negocios cobró más fuerza, al demostrarse que las organizaciones pueden subsistir, evolucionar y potenciar su productividad de la mano de tecnologías resilientes y adaptables.

En los últimos dos años se impulsó un cambio drástico con relación a las fuerzas de trabajo que venían operando, los esquemas híbridos y remotos se aceptaron a tal punto que cambiaron paradigmas  internándose en un nuevo estilo de vida.

Para José Luis Martínez, Managing Director de Citrix México, multinacional líder en el suministro tecnologías de virtualización de servidores, conexión en red, software-como-servicio (SaaS) e informática en la nube, la fuerza laboral global entendió que el trabajo híbrido funciona y que las tecnologías deben ser resilientes y mucho más adaptables.

“Los retos siempre existen, hay una necesidad constante de reinventar, ser creativos, proactivos y reactivos… Las tecnologías deben ser flexibles porque quizás los cambios que antes sucedían en 5 o 10 años, hoy se pueden dar en 6 o 12 meses”.

“Por eso recomiendo a las organizaciones tener estrategias a largo tiempo pero con metas quick wins, para implementar nuevos procesos de negocio, nuevas tecnologías, para mantener a los clientes, ir por más clientes, subsistir y crecer”.

Nuevos retos a afrontar las organizaciones 

El especialista de Citrix explica que entre los principales retos que deben afrontar las organizaciones para permanecer y triunfar en el futuro, está el adoptar los esquemas de trabajo híbrido o remoto que van a seguir evolucionando en los próximos meses y años.

El tema de la seguridad también se convierte en un factor de importancia para ir un paso hacia adelante y evitar ser alcanzados por los ciberataques. “Hoy en día no se concibe el trabajo híbrido sin la seguridad para asegurar que los trabajos sean robustos. Si una compañía no tiene esa dualidad es poco probable que se adopten con eficiencia esos esquemas”.  

Las políticas y procedimientos también deben ser la hoja de ruta para implementar arquitecturas a corto, mediano y largo plazo, esto también se convierte en un desafío porque deberían ir cambiando constantemente.

Otro factor a tomar en cuenta, es el talento humano que es netamente digital y pide trabajar de manera remota para ser productivos con sistemas flexibles en horario y desde cualquier lugar.

“Si hoy quieren ir captando el talento del mañana, deben ofrecer lo que antes era impensable, esquemas de trabajo mucho más flexibles y dinámicos… Hoy la gente prefiere ganar un poco menos pero tener flexibilidad, o prefiere jornadas laborales más cortas basadas en objetivos y todo esto es la siguiente disrupción, una que viene o ya está aquí y va a demandar que las tecnologías de trabajo híbrido evolucionen para ser más eficientes y amigables”.

Finalmente, con las nuevas generaciones conectadas y la conectividad ampliada que se asoma en todos los espacios incluso desde el hogar, con dispositivos conectados como vehículos, smart tv, electrodomésticos, videojuegos, relojes, entre otros, un gran desafío es el de la prevención y los accesos seguros  por lo que las organizaciones deben blindarse  con múltiples factores de autenticación, monitoreo y análisis de comportamientos.

Para Martínez  el futuro de las organizaciones es híbrido y debe estar alineado con esquemas seguros e incorporar Inteligencia Artificial, machine learning y analítica de datos para lograr trabajos más productivos.

José Luis es líder de ventas en soluciones y tecnologías de la información con una vasta experiencia en las áreas de workspace, virtualización, trabajo remoto, seguridad, networking & analytics, te invitamos a ver su entrevista  donde desarrolla el tema del futuro del trabajo híbrido, los próximos retos, el factor seguridad y los desafíos frente a la creciente conectividad ampliada.