Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Los Cyberataques hacen peligrar el ecosistema del Comercio electrónico y Fintech. Nuevos emprendedores plantean alternativas al blockchain para minimizar estos riesgos.

Las instituciones financieras, comerciantes y procesadores de pagos a nivel mundial luchan constantemente contra los cyberataques. El volumen estimado de transacciones fraudulentas en 2016 fue de 54,1 mil millones; con un valor de $ 12,7 mil millones de dolares. En enero de 2014, un recordado ataque cybernético expuso más de 100 millones de identidades y sus respectivas tarjetas de crédito.

Las perdidas en 2015 por fraudes en línea se estimaron en $ 6,4 mil millones. Este estudio se basó en el perfil de 312 compañías minoristas en línea con sede en los Estados Unidos y Canadá. Con el auge del comercio electrónico, la necesidad de reducir el fraude se ha convertido en un imperativo de la industria.

La nueva generación de tecnologías blockchain promete acabar con los fraudes online, pero ¿Qué otras alternativas existen?. Nuevos emprendedores buscan formas sofisticadas y tecnológicas para acabar con las transacciones fraudulentas, revisemos dos de los más interesantes:

Terbium Labs

Startup con sede en Baltimore. La compañía ha desarrollado una solución que detecta cuando la información robada a las empresas llega a la Deep Web (Internet profunda). La solución apunta a un mercado específico: empresas como Sony, Amazon y Target que constinuamente son blanco de cyber ataques. El software llamado "Matchlight", filtra la Deep Web para reconocer datos pertenecientes a sus clientes y los notifica al instante.

El modelo de la compañía gira en torno a la toma digital de huellas dactilares. La compañía no recibe acceso a ningún archivo confidencial de sus clientes y afirma que su plataforma identificó 30,000 tarjetas de crédito robadas y 6,000 direcciones de correo electrónico pirateadas en cuestión de segundos.

Bionym

La empresa con sede en Toronto ha desarrollado una pulsera que utiliza el ritmo del corazón para verificar identidades, llamada "Nymi". La compañía ya comenzó programas piloto para que los usuarios puedan realizar pagos utlizando la pulsera. Esta pulsera no necesita estar contectada a ningún dispositivo ni smartphone. Los usuarios pueden incluso realizar pagos a bienes y servicios sin tener una billetera o un teléfono móvil, ya que la pulsera utiliza el ritmo único del corazón humano para autentificar a los usuarios.

El uso de "Nymi" va más allá de pagos y su seguridad. Según Bionym la pulserá podría reemplazar contraseñas y desbloquear casas, puertas de automóviles o cualquier otro dispositivo. Bionym se asoció recientemente con MasterCard y Royal Bank of Canada para su proyecto de lanzamiento de pagos.

La pulsera cuenta con tres niveles de seguridad. El primero es el ritmo cardíaco (biométrico); el segundo es el brazalete y el tercero es un dispositivo de autenticación como un teléfono inteligente.

Debido al auge del comercio electrónico la seguridad informática es una prioridad para fortalecer el ecosistema digital.